Tal vez lean el final…

Capitulo 1

El dolor de cabeza lo estaba matando. Eran apenas las diez de la mañana, aunque en el antro que los otros, aquellos presidentes sin mucha idea de sistemas, dignaban llamar ‘datacenter’ el tiempo fluía sin mayor excitación que la provista por la ocasional foto porno. La mente humana, sabemos, comienza a deambular por incongruentes ideas cuando el aburrimiento apremia. O cuando el porno ya no distrae.

Dolor de cabeza. Ideas incongruentes. Más dolor de cabeza. Y aburrimiento. Ni siquiera un mísero “tic, tac”. Ya no se usan los reloj de pared en las oficinas. Menos aún cuando la hora exacta la debería dar la computadora que uno está usando. Lástima que filtran el NTP en el firewall. No vaya a ser que los crackers manden spam por la hora.

Ideas incongruentes. Dolor de cabeza. Tiempo inexacto. Y aburrimiento. Todo eso lo estaba matando. Al menos Carlos no está solo. La soledad sí que supera al aburrimiento.

Si, estoy escribiendo.

Pobre de ustedes!

😛

Artículos relacionados:

Si te gustó este articulo, ¿ Porque no dejas un comentario a continuación y continuas la conversación, o te suscribes a los feeds y recibes los artículos directamente en tu lector?

Comentarios

No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.